• .
  • .
  • .
  • .
  • .

La cirugía estética facial permite reparar y reconstruir imperfecciones o deformidades que están presentes desde el nacimiento u originadas por traumatismos, a la vez que busca restaurar tanto las funciones corporales, como la apariencia.

Cirugía de orejas:

• Las orejas se desarrollan casi completamente entre los 4 y 6 años y a partir de esta edad puede realizarse la intervención para evitar traumas posteriores en los niños por bromas poco amables.

Las incisiones que se realizan para esta cirugía están escondidas en la parte trasera de por lo que son prácticamente invisibles. Los niños usualmente atraviesan la cirugía bajo anestesia general y muchos adultos pueden disfrutar de los beneficios de la anestesia local.

Cirugía de párpados:

La cirugía de párpados (conocida técnicamente como blefaroplastia) es un procedimiento
en el cual se corrige los signos del envejecimiento palpebral.

Consiste en eliminar el exceso cutáneo y bolsas de grasa ubicadas por arriba y debajo de
los ojos y producen una imagen “cansada” del rostro. De esta manera se logra devolver
una mirada despejada y rejuvenecida.

Los resultados positivos de la cirugía de párpados son una apariencia más fresca y juvenil
que durarán por años. Para muchas personas estos resultados son permanentes.

Lifting facial:

• El Lifting facial mejora las áreas con piel floja y suelta, así como los pliegues de los músculos faciales y del cuello que son una consecuencia del envejecimiento. El objetivo de esta cirugía es reducir los signos del envejecimiento y mejorar la apariencia. En oportunidades este procedimiento se combina con otros tratamientos como ser cirugía de parpados, remoción del doble mentón, corrección de ceja caída y pulido quirúrgico de la piel.

Esta cirugía lleva aproximadamente entre dos y tres horas y las incisiones son incluso imperceptibles poco tiempo después de realizado el procedimiento.

Reducción de papada

• La reducción de papada se realiza para mejorar el aspecto facial y renovar la juventud del rostro, se recupera la firmeza perdida y se estiliza el rostro. Hay un cambio notable en la estética facial del paciente.

En esta cirugía se busca mejorar el aspecto bajo la mandíbula, proporcionándole al paciente un aspecto más delgado, simétrico, y en armonía con el rostro, eliminando imperfecciones y el acumulamiento de grasa.