La cirugía estética facial permite reparar y reconstruir imperfecciones o deformidades que están presentes desde el nacimiento u originadas por traumatismos, a la vez que busca restaurar tanto las funciones corporales, como la apariencia.

Cirugía de orejas

Las orejas se desarrollan casi completamente entre los 4 y 6 años y a partir de esta edad puede realizarse la intervención para evitar traumas posteriores en los niños por bromas poco amables.

Las incisiones que se realizan para esta cirugía están escondidas en la parte trasera de por lo que son prácticamente invisibles. Los niños usualmente atraviesan la cirugía bajo anestesia general y muchos adultos pueden disfrutar de los beneficios de la anestesia local.

Cirugía de párpados

La cirugía de párpados (conocida técnicamente como blefaroplastia) es un procedimiento en el cual se corrige los signos del envejecimiento palpebral.

Consiste en eliminar el exceso cutáneo y bolsas de grasa ubicadas por arriba y debajo de los ojos y producen una imagen “cansada” del rostro. De esta manera se logra devolver una mirada despejada y rejuvenecida.

Los resultados positivos de la cirugía de párpados son una apariencia más fresca y juvenil que durarán por años. Para muchas personas estos resultados son permanentes.

Lifting facial

El Lifting facial mejora las áreas con piel floja y suelta, así como los pliegues de los músculos faciales y del cuello que son una consecuencia del envejecimiento. El objetivo de esta cirugía es reducir los signos del envejecimiento y mejorar la apariencia. En oportunidades este procedimiento se combina con otros tratamientos como ser cirugía de parpados, remoción del doble mentón, corrección de ceja caída y pulido quirúrgico de la piel.

Esta cirugía lleva aproximadamente entre dos y tres horas y las incisiones son incluso imperceptibles poco tiempo después de realizado el procedimiento.

Reducción de papada

La reducción de papada se realiza para mejorar el aspecto facial y renovar la juventud del rostro, se recupera la firmeza perdida y se estiliza el rostro. Hay un cambio notable en la estética facial del paciente.

En esta cirugía se busca mejorar el aspecto bajo la mandíbula, proporcionándole al paciente un aspecto más delgado, simétrico, y en armonía con el rostro, eliminando imperfecciones y el acumulamiento de grasa.

La visita al médico

En la primera visita al doctor, se dialoga sobre el tipo de cirugía que desea o necesita el paciente según su caso particular.
Muchos pacientes se operan por razones estéticas, otros por problemas respiratorios o para mejorar su calidad de vida. Aquí se analizan con el paciente todas sus dudas e inquietudes y se dialoga sobre la cirugía en la que está interesado y los beneficios de la misma.

Estudios y análisis previos


El segundo paso a realizar, según cada caso, son los estudios necesarios y una simulación computarizada, en la que se muestra el cambio de cómo se encuentra actualmente el paciente, a cómo podría verse después de la cirugía.
Los estudios varían en cada persona siendo los más usuales, una evaluación otorrinolaringológica, estudios de laboratorio, tales como análisis de sangre, electrocardiograma, u otros que pudieses considerarse necesarios.

Preparación de la cirugía


Ya con todos los análisis listos y los estudios en orden, vamos a prepararnos para la cirugía. Esta se realizará en el quirófano propio de nuestro centro, autorizado por el SIPROSA (Resolución Nro: 072/DFSS/2008 Expediente Nro: 230/614/P/2008)
El médico realizará una serie de fotografías a analizar en los días previos a la cirugía, e indicará algunas pautas que debe cumplir el paciente; por ejemplo, no deberá consumir aspirinas en ninguna de sus formas farmacéuticas (también conocida como ácido acetilsalicílico) 10 días antes de la operación. Tampoco deberá ingerir alcohol el día antes de la cirugía y descansar bien el día previo.

La cirugía


Llegado el día del cambio vendrás a nuestro centro estético temprano en la mañana, y aquí te prepararemos para la cirugía. Te recordaremos que este día es exclusivamente tuyo, y no realizamos otra cirugía en la misma jornada.
La cirugía dura entre una a dos horas aproximadamente, dependiendo de su complejidad, y se realiza bajo anestesia local. El paciente descansa durante la operación y despierta poco tiempo después de finalizada la misma en una confortable habitación, donde descansará hasta que despierte y finalmente podrá partir cuando se sienta cómodo y el médico lo autorice.
Te recordamos que ante cualquier duda, puedes consultar al doctor en cualquier momento y en cualquier horario.

El post operatorio


Durante los primeros días del período post operatorio y luego retiro del yeso, el paciente sentirá algo similar a una congestión, dado que hay una leve inflamación interna que irá desapareciendo poco a poco. Los pequeños hematomas desaparecen rápidamente y además ofrecemos masajes linfáticos para acelerar este proceso. Luego el paciente regresará para próximos controles, y ahora simplemente, deberá empezar a disfrutar de su nueva imagen. Para ver algunos consejos del post operatorio avance a la próxima ficha.

POSTOPERATORIO: CONSEJOS

• Descansar semi sentado e ingerir muchos líquidos.
• Entre 7 y I0 días después, solo el medico retirará el yeso.
• Evitar la exposición al sol los primeros días.
• No realizar esfuerzos físicos.
• Descansar en ambientes frescos.
• No levantar niños ni mascotas.
• Evitar anteojos con armazones pesados los primero días.